tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Dom26032017

Última actualización07:59:49 AM GMT


Barcelona: Gentrificación y juventud. Una mirada de clase

  • PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

En los últimos meses está en boca de muchos medios y también en las calles la palabra gentrificación. Se define como "proceso mediante el cual la población original de un sector o barrio, generalmente céntrico y popular, es progresivamente desplazada por otra de un nivel adquisitivo mayor". Sin embargo éste fenómeno no es casual y tiene una profunda relación con el sistema económico y el modelo de sociedad en el que vivimos.

La gentrificación se está dando a marchas aceleradas en ciertos puntos de España siendo Barcelona el caso paradigmático. El modelo de ciudad basado en el sector servicios y enfocado al turismo, a atraer y contentar al visitante adinerado, está causando graves repercusiones a los vecinos de clase trabajadora que están siendo expulsados de sus barrios.

La lógica es bien sencilla, si hay un aumento del turismo hay un aumento de la demanda de locales de ocio, habitaciones, restaurantes, tiendas de ropa, souvenirs... en el libre mercado la oferta se va adaptando en consecuencia, y hoy podemos ver barrios como el Gòtic de Barcelona en el que hay más tiendas de alquiler de bicicletas o souvenirs que tiendas de alimentación o los típicos bares o comercios "de toda la vida". En los barrios más céntricos de Barcelona conviven restaurantes de 100€ el cubierto, tiendas de lujo, una masa de turistas que está presente en todas las épocas del año, trabajadores sobreexplotados –en su mayoría jóvenes con contratos temporales- personas sin hogar viviendo en la calle entre cartones y, por las noches, prostitución cerca de los locales de ocio frecuentados por turistas. Todo esto lo podemos encontrar fácilmente en una misma fotografía mientras paseamos cerca de Plaza Colón de camino al puerto, en el Raval si salimos de copas por algún bar musical o por ciertas calles de Barceloneta. La gentrificación genera una situación de contrastes difícilmente asimilable por una persona que no esté acostumbrada a vivir y pasear por ciertas calles de Barcelona: la ostentación y la bohemiedad frente a la miseria más absoluta conviviendo con absoluta normalidad.

Hay quién puede pensar que este fenómeno urbano se da únicamente en los barrios más céntricos o más "para turistas", que no va conmigo todo esto, que yo vivo en las afueras y no me afecta. Nada más lejos de la realidad. La gentrificación afecta al conjunto de distritos de Barcelona, a los masificados de turistas como l'Eixample, Gràcia o Ciutat Vella y a los más populares como Nou Barris o Sant Martí.

¿Cómo se explica esto? De manera muy sencilla. La transformación de los barrios y esencialmente la demanda de pisos para uso turístico ha aumentado enormemente el precio del alquiler a nivel de toda Barcelona. Las familias que ayer vivían en los barrios más céntricos se han visto obligadas a irse al barrio de al lado, un poco menos céntrico, por no poder costear el alquiler, y las del barrio de al lado se han visto obligadas a irse a un barrio todavía menos céntrico, por el aumento del precio del alquiler consecuencia de que se mudasen familias con un mayor poder adquisitivo a la zona.

Se da un "efecto dominó" que provoca que si el precio del alquiler sube en los barrios céntricos -y por tanto los más demandados por los turistas- suba también en los más periféricos.

La consecuencia directa de todo esto pasa por que la clase trabajadora que vive principalmente en los barrios más periféricos vea aumentada el precio del alquiler y por tanto empeorada sus condiciones de vida. Los barrios más céntricos ya se sitúan en un precio superior al que se alcanzó en el pico máximo de la burbuja inmobiliaria en 20071, los periféricos van de camino. Hay datos que indican que el porcentaje que dedican las familias de los barrios obreros al alquiler ha aumentado brutalmente. Una media del 35% de la renta familiar disponible es dedicada al alquiler mientras que los barrios más ricos destinan menos del 20% pese a tener alquileres más altos. Una situación que muestra el fenómeno de desigualdad entre clases en este caso desde el prisma del pago del alquiler.

Una vez vista la situación general, ¿cómo afecta a la juventud todo esto? Pues si la juventud trabajadora se trata de un grupo social bastante golpeado por la crisis en este caso no iba a ser menos. Barcelona es la ciudad con el precio por metro cuadrado más elevado de toda España con 12,4€/m2 2de media -podéis hacer vosotros mismos los cálculos- por lo que dificulta todavía más el acceso a la vivienda por parte de la juventud, que en muchos casos se ven obligados a compartir un piso enano entre varios o directamente irse fuera de la ciudad. Por otro lado se está acabando con las pocas oportunidades laborales estables al convertir Barcelona en un parque temático para el turista; ahondando en tercerización, la temporalidad, estacionalidad y perspectivas de futuro de los jóvenes trabajadores. Algunos recordarán las polémicas declaraciones de la ex-ministra de vivienda del PSOE en 2006 y sus famosos "mini pisos de 30 metros". A día de hoy esos pisos podrían llegar a costar la friolera de 375€ al mes y a cualquier persona que busque piso por Barcelona le parecería completamente normal tal y como están los precios.

A todo esto, ¿qué propone el Ayuntamiento de Barcelona? ¿Es realmente el gobierno progresista de Colau un freno ante la gentrificación? Veamos, el plan urbanístico 2016-2025 aprobado hace un mes escaso prevé aumentar las ayudas, el alquiler social y el parque público en comparación con el anterior gobierno de CiU, pero en ningún caso acabar de raíz con el modelo de ciudad turística más allá de medidas superficiales. La celebración del Mobile World Congress y las facilidades que se les dan a sus participantes3 son una fiel muestra de ello. De nuevo la prueba de que desde el institucionalismo no se puede tutear al capital, parece ser que la ex-activista de la PAH se ha chocado contra la cruda realidad de la socialdemocracia, si es que previamente no lo sabía: no es posible solucionar problemas del sistema dentro del sistema.

Y es que al fin y al cabo para el conjunto de los empresarios es todo un acontecimiento lo que está sucediendo. Pensémoslo bien, una gran masa de personas con un alto poder adquisitivo y con ganas de gastarlo, ¿qué puede salir mal? El negocio está asegurado. Está tan asegurado que la concentración de pisos para alquilar a los turistas se está convirtiendo en un fenómeno hasta ahora nunca visto. Inversores están dedicándose a comprar pisos y edificios enteros para remodelarlos y adaptarlos a los visitantes y a sus exigencias, generalmente como pisos de lujo. Bajo el capitalismo el uso de la vivienda deja de tener un sentido residencial para pasar a un sentido meramente lucrativo, y todavía más cuando se dan ciertas condiciones como las que hemos visto más arriba. Los pisos sirven para hacer negocio y no para que las familias vivan en ellos. El capital se invierte allí donde es más rentable y no es de extrañar que grandes empresarios del sector hotelero estén traspasando parte de su capital a la compra masiva de pisos y licencias de uso turístico como una manera de diversificar sus negocios y seguir ganando dinero ante el aluvión de turistas y el "sold out" de las plazas hoteleras en temporada alta.

A los vecinos de Barcelona como a los del resto de ciudades afectadas por la gentrificación sólo les queda un arma para combatirla: organizarse y luchar. Especialmente la juventud debe tomar parte de esta lucha pues su futuro como parte del barrio pasa por poder acceder a una vivienda a un coste accesible en un entorno favorable para su desarrollo vital. La organización vecinal debe volver a lo que fue (o no llegó a ser) décadas atrás dando un paso más adelante, organizando al conjunto de vecinos y conjuntamente con la clase obrera por reivindicaciones básicas como el acceso a la vivienda, la sanidad, la convivencia entre vecinos independientemente de su procedencia o cultura, contra la represión de elementos fascistas y por tener unos barrios vivos con un tejido asociativo amplio y una participación de la vecindad en los asuntos sociales que nos afectan a todos y todas.

En nuestras manos está el futuro de nuestros barrios y defenderlo es nuestra obligación.


1 Departamento de estadística, Ayuntamiento de Barcelona: http://www.bcn.cat/estadistica/catala/dades/economia/renda/rdfamiliar/evo/rfdte.htm

2 A fecha del 3er trimestre de 2016. Datos INCASÒL : http://www.bcn.cat/estadistica/catala/dades/timm/ipreus/habllo/evo/tllogem2.htm

3 Barcelona abre el mobile world congress con transporte reforzado:

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20170227/42331155431/barcelona-abre-mobile-mwc-2017-transporte-reforzado.html

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

                                    

    

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook