tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Vie03072020

Última actualización09:36:03 AM GMT


Victoria al racismo. Baloncesto como herramienta.

  • PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

En los años 50 se le metió un triple al racismo, más tarde que temprano pero a tiempo. En un momento muy necesario y muy adecuado históricamente a los sucesos de aquel entonces. El partido todavía no ha terminado pero estamos ganando.

El baloncesto o comúnmente llamado básquet, es uno de los deportes por excelencia en todo el mundo, y cómo no va ser menos en EE.UU, donde gran cantidad de población lo practica y tiene la mejor liga del mundo en cuanto nivel, la NBA, así como también una gran liga juvenil, que por supuesto también es de alta calidad deportiva. Una gran cantidad de estrellas de este deporte son afroamericanos, todos hemos escuchado el típico estereotipo de ‘’ este deporte es cosa de negros ’’. ¿Es una casualidad o es realmente así ? Explicamos algunas de las barreras que tuvieron que superar los primeros jugadores y su contexto histórico.

El primer jugador afroamericano que jugó en la NBA murió este año, él era Earl Lloyd. El valiente que dio el salto a la gran liga, y como muchos otros afroamericanos en el deporte, tuvo que luchar contra un gran enemigo, que no era ni el cansancio, ni las lesiones, era algo mucho peor, el racismo. El pionero afroamericano jugó su primer partido en 1950, en el equipo de Washington Capitols. Una tarea difícil por aquel entonces donde ser afroamericano era casi una maldición para la sociedad estadounidense. En esta tarea de pionero, se vio también involucrado el jugador Chuck Cooper, que justo al día siguiente se estrenó en la pista, y,  3 días  más tarde Nathaniel "Sweetwater" Clifton. En  aquella dura época para la comunidad era todo un reto casi cualquier cosa y justo en esos años empezaban  oleadas de protestas por la eliminación del racismo, por una igualdad laboral,  y de oportunidades, una cuestión social que aún día sigue abierta y que no se cierra ni con puntos de sutura.

Aunque hoy en día los latinoamericanos y afroamericanos pueden beber de la misma fuente, ir en el transporte público, acceder a la escuela y votar entre ortos muchas cosas, el racismo sigue latente en la mentalidad de parte de la población yankee (1).

En aquellos años 50 y en los posteriores se vivió la ‘’década de oro ‘’ de las protestas por dicha igualdad, que se apodaron ‘’El Movimiento por los Derechos Civiles’’. El  famoso atrevimiento de Rosa Parks al subirse ‘’al autobús de blancos’’. Los discursos de los famosos Malcom X o Mather Luther King, todos estos luchadores y más con un objetivo común: La eliminación total del racismo en EE.UU. La gran afluencia de población en las jornadas por la eliminación del racismo institucional llevó a grandes mejoras en aquellos años para esta comunidad, incluyendo cambios en las leyes. Estos cambios se veían reflejados poco a poco en el deporte y cada vez era más habitual ver gente de todas las procedencias en las pistas. Antes de estas protestas, era impensable ni una cuarta parte de lo que se consiguió, ya que la represión y racismo en los años 20 o 30 era muchísimo más dura, pues gran parte de ellos eran ‘’esclavos’’. Pero con las largas luchas se consiguieron varias mejoras y entre ello era ver a afroamericanos jugando en la NBA.

Ser pioneros en jugar en la joven NBA, la cual apenas existía desde hacía 4 años tuvo su gran peso y repercusión, y es que la discriminación por parte de las instituciones, algunos clubes y público, así como  los gritos racistas cuando cogían el balón eran ensordecedores. Fue un total desafío al que ganaron con un triple limpio, arriesgándose sin miedo a las consecuencias.

Imagino que personalmente para ellos fue un reto, pero colectivamente fue un gran y duro logro aquella hazaña, la cual marcó un antes y un después en el deporte  internacional y de este país en concreto, pero sobre todo, marcó una etapa de victorias, a consecuencia de las reivindicaciones de la comunidad oprimida, por su origen y color en Estados Unidos.

Aunque las cosas no sean como debería ser, han mejorado, y en el deporte ya no es tan latente y visible esta discriminación, ya que vemos como alrededor del 80% de los jugadores de la NBA son afroamericanos.  Seguramente la situación social habrá mejorado respecto  hará 60 años, pero no está a la orden del día por lo cual, muchos prefieren tomar balón, encestar y soñar que pueden ser futuras estrellas de la liga de básquet, que pensar en su realidad, la realidad deplorable que vive la clase obrera en el llamado país de la libertad y la democracia.

Desde aquí mandamos nuestro repudio al racismo en cualquier lugar y manifestado de cualquier forma, así como animamos a practicar ocio sano y alternativo como es el deporte.


Fuentes:

https://noitabrega.com/2015/05/19/historia-raza-y-baloncesto/

Véase: 

(1) http://www.tintaroja.es/internacional/1470-racismo-policial-en-eeuu-una-historia-que-no-se-quiere-contar

 

 

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook