tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Jue19102017

Última actualización03:30:00 PM GMT


Assassins Creed: la película

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Hoy, en Tinta Roja, os recomendamos la última adaptación al cine de la saga de videojuegos Assassins Creed. En esta entrega, viajaremos a los últimos momentos del Reino de Granada de la mano del asesino Aguilar. Tal y como se nos ha acostumbrado desde Altaïr, la ambientación histórica, mezclada con elementos de ciencia ficción y distopía y, cómo no, el enfrentamiento entre Asesinos y Templarios, entre la defensa de la libertad individual y la de un orden social basado en el control de masas, nos acomañarán una vez más.

Es una película que sin duda hará las delicias de los fans de la saga, con multitud de guiños a los asesinos de los videojuegos y paralelismos en su historia. Si no, tendremos una película de acción con una trama entretenida que nos hará viajar a ciudades en el siglo XV como Palos de la Frontera o una mezcla de Granada y Sevilla.

La trama sigue siendo la búsqueda de un fragmento del Edén, perteneciente a un conjunto de objetos realizados por una civilización anterior de semi-dioses que tienen el poder de subjugar a toda la humanidad y que los Templarios, en la actualidad por medio de Industrias Abstergo, perseguirán para hacerse con el poder mundial, con la negativa de los Asesinos, que persiguen la libertad del ser humano. Como siempre, la historia tendrá dos lineas temporales: la que tiene como protagonista a Aguilar y la presente, con su descendiente Callum Lynch (Fasbender).

En la película, vemos como Sophia Rikkin, la única mujer entre los personajes principales en lo que es la trama del presente, encabeza la investigación de los recuerdos de Aguilar y es la que más hace avanzar la investigación. Se le ha dotado de un carácter fuerte y cierta profundidad, pero la relación con su padre (a la vez superior laboral) es básicamente la de un jefe-asalariado (se aprovecha de los frutos de su trabajo, no para de apretarle para conseguir la máxima rentabilidad...) añadido a una serie de chantajes emocionales que no vamos a describir por no destripar la historia. La relación con su paciente, Callum Lynch, es paradójica, pero no deja de ser menos tóxica: Callum se encuentra secuestrado en las instalaciones de Abstergo madrileñas, está altamente expuesto a los efectos secundarios derivados de la investigación, y Sophia es la que trata directamente con él para que su actitud vaya acorde con el desarrollo de la investigación: con todo esto, llega a darse una especie de tensión romántica entre ambos mientras Callum no duda en mostrarle que tiene mayor fuerza física y que podría acabar con ella en cualquier momento.

La saga ha ido variando la representación de la clase obrera y de las mujeres a lo largo de sus entregas. Así, vemos que por exijencias del público se realizó un DLC asociado a Assassins Creed III donde la protagonista era Aveline de la Grandpré, una asesina localizada en la Luisiana del XVIII que cobra un papel muy activo en la defensa de los esclavos de Nueva Orleans.  En la última entrega, Assassins Syndicate, entre otras novedades nos encontraríamos con que los protagonistas son dos gemelos, Jacob y Evie Frye en el Londres del XIX. Si bien comparten protagonismo, y el personaje de Evie tiene una profundidad y carácter específicos (cosa que no es muy corriente en la industria) en la historia sigue siendo relegada a su hermano. Durante este juego, tu objetivo será la liberación de Londres y para ello tendrás que realizar misiones que van desde rescatar niños de las fábricas hasta guardar las espaldas al mismo Karl Marx.

Otras entregas tienen lugar en la Revolución Francesa (Unity) donde coincidiremos con ilustres como Bonaparte y tendremos que poner fin al Reinado del Terror de Robespierre,

e incluso en la Rusia de 1918 (Dentro de las tres entregas de “Memories”), donde rescataremos a Anastasia y si, nos encontraremos de nuevo con la visión típica de la propaganda anticomunista respecto a la Revolución Bolquevique. Durante la historia de Ezzio Auditore, que se desarrollará especialmente entre Florencia y Roma, en el Renacimiento Italiano, cabe destacar en este sentido la gran amistad entre los Médici (familia que tendría tres miembros como Papa y uno de los bancos más influyentes de la época) y los Auditore.

Yendo a los orígenes, los Asesinos, o más exactamente los nizaríes, fueron una rama ismaelita dentro del islam chií, caracterizados por un activismo violento (magnicidios) y una doctrina bastante compleja como para desglosar en un par de línias, aunque grosso modo se podría definir como la heterodoxia de la heterodoxia. Los enfrentamientos con los Templarios durante las Cruzadas serían notables. En la primera entrega, en la que encarnamos a Altaïr, iremos por varios puntos de la actual Siria y veremos en primera linea estos sucesos.

Aclarado el punto de su origen, podemos pasar a comentar la filosofía que impregna la saga. El principal lema de la secta o hermandad de los Asesinos es “Nada es verdad. Todo está permitido”. Bajo esta premisa, se desarrolla el escepticismo al que tanto nos tienen acostumbrados tras los videojuegos, en los que quien menos parece puede traicionar al protagonista, y el de que siempre se puede hacer algo al respecto o frente a las injusticias. La trama, además del enfrentamiento entre Asesinos y Templarios, también consiste en el enfrentamiento entre los humanos y una civilización anterior que tenía mayor desarrollo tenológico y que en un momento subjugaron a los humanos. En este punto, también estos tienen sus divisiones: la parte que quiere que la humanidad se salve, y la otra que quiere recuperar de nuevo el control, por lo que durante el desarrollo de esta saga nos veremos entre la dicotomía de libertad/orden tan presente en otras obras distópicas del siglo XX. Asimismo, se presenta esta liberación como obra de un solo individuo: si bien los protagonistas nunca aparecen solos (al fin y al cabo pertenecen a una organización mayor) sus compañeros la gran parte de veces son herramientas a disposición del jugador, que al final del juego -entre otras cosas- habrá conseguido controlar todos los distritos y ser el propietario del mayor burdel de Roma.

La saga en general es una delicia para todo amante de la historia, puesto que la ambientación histórica es un punto notable durante todas las entregas. A pesar de la sobreexplotación de la saga, que ha llevado a que los juegos salieran con gran cantidad de problemas (Assassins Creed Unity), la fidelidad con la que se plasma cada ciudad y la adaptación que se hace en la trama de datos históricos verídicos llegan a hacer la ilusión de estar viajando en el tiempo, además, con motivos nobles.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook