tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Vie23082019

Última actualización09:36:03 AM GMT


Profesor por un día: la CAM y sus métodos ilegales de contratación

  • PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

La Comunidad de Madrid (CAM) emplea un método ilegal para contratar profesores debido a que desde hace años no se cubren las plazas de funcionarios. Se están seleccionando docentes antes de acabar el plazo de presentación de solicitudes y los trabajadores no saben si al día siguiente seguirán trabajando o no.

Comisiones Obreras ha denunciado que en la CAM se están contratando nuevos docentes, especialmente en Filosofía, de manera ilegal. La situación es la siguiente: debido a que no se están cubriendo las jubilaciones mediante oposición (es decir, sacando la plaza a oposición y cubriendo a un funcionario con otro) se ha acabado la bolsa de interinos. Cuando esto ocurre lo que indica la ley es que la CAM tiene que abrir un proceso de selección. Durante un tiempo marcado quienes deseen se ofrecen para el puesto y, posteriormente, acudiendo a unos criterios objetivos previamente fijados (en este caso experiencia docente, expediente académico y capacidades en idiomas) se eligen a "los mejores".

Pero el toro ha pillado a la CAM y el curso ha empezado y no había profesores. Así que lo que se ha hecho es llamar directamente a quienes han presentado solicitud para trabajar de docentes sin que acabe el período de inscripción y menos, evidentemente, el de selección.

Eso tiene tres consecuencias directas. Primero, crea una gran injusticia para los trabajadores. Una de los elementos positivos que tiene el método de selección de la Administración Pública es cierta objetividad y que todos conocen de antemano qué criterios y qué proceso se va a seguir. En este caso basta con presentar la solicitud y al día siguiente puedes ser llamado a trabajar, independientemente de que haya profesores mejor preparados que presenten solicitud la semana siguiente.

La segunda consecuencia es un claro perjuicio para los propios trabajadores. Aunque parece que a quien se le llama para trabajar sale relativamente "beneficiado" por este método no es así. Primero, se llama a los trabajadores de un día para otro y se incorporan en 24h o 48h, de tal modo que no pueden ya no adecuarse al instituto sino simplemente preparar las clases, hablar con el departamento, leerse el programa de la asignatura... creándose un verdadero caos. Además, puede ser que al día siguiente o cuando se cierre la convocatoria aparezca alguien que cumpla mejor los requisitos y este docente acabe en la calle. Estamos hablando de una gran incertidumbre para estos trabajadores y una clara situación de despido libre.

Finalmente, los perjudicados son los alumnos, quienes llevan un mes sin profesor y ahora reciben a un docente que no ha tenido tiempo de prepararse nada. Además no saben si al día siguiente cambiarán de profesor o no.

Esta situación se ha denunciado para la asignatura de Filosofía, pero también está ocurriendo en otras. En el caso de Filosofía tiene especial relevancia al ser una asignatura obligatoria (con la LOMCE sólo en primero) en Bachiller y, por lo tanto, evaluable en Selectividad. Así y con estos inconvenientes los alumnos de los institutos públicos de Madrid ya parten con una desventaja en relación a los alumnos de institutos privados a la hora de "pujar" por las plazas universitarias pues su nota de Filosofía se va a ver claramente afectada por esta situación.

Esta situación, totalmente kafkiana y más propia de una película de los hermanos Marx que de un país "desarrollado" constata varias cosas. Primero, que no existe una política a largo plazo en materia de educación y las cosas se solucionan a "salto de mata". Con los niveles de paro actuales, especialmente entre jóvenes con titulación, es imposible pensar que, con un poco de antelación, no se podía haber previsto esta situación y buscar soluciones. En segundo lugar vemos cómo, una vez más, los recortes y la llamada política de austeridad se ha realizado sin orden ni concierto, sólo mirando cifras económicas y con la finalidad de ahorrar sin ver qué se lleva por delante.

Ya no hablamos sólo de que no se han repuesto las plazas que iban quedando libres mediante oposición y se ha tirado de interinos hasta que de estos no quedaban sino que también los trabajadores han visto que la Administración pública es un lugar de trabajo inexpugnable. No se puede explicar de otro modo que la lista de interinos se haya acabado con las cifras de paro actuales. Los trabajadores en paro y especialmente los jóvenes saben que es una pérdida de tiempo prepararse una oposición ya que éstas no salen y, si salen, es muy difícil conseguir una plaza. Además, en caso de salir victorioso de este trance, la no reposición hace que tras pasar muchos años estudiando, en el mejor de los casos, el docente se dedique a ir instituto por instituto cada año.


 

 

Ana Escauriaza es Subdirectora de Opinión de Tinta Roja

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook