tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Vie18102019

Última actualización09:36:03 AM GMT


La lucha del Conservatorio Superior de Valencia, ejemplo para todos los estudios no reglados

  • PDF
Usar puntuación: / 8
MaloBueno 

La pérdida de calidad de la educación se hace cada vez más patente, y los estudios no reglados, como los musicales, no se escapan de ello, sino que incluso sufren más. Desde hace varios días, la lucha de los estudiantes del Conservatorio Superior de Música de Valencia "Joaquín Rodrigo" está dando voz a las reivindicaciones de los miles de estudiantes que en todo el Estado sufren estas circunstancias: el no reconocimiento de los estudios musicales como un grado, y la colocación a dedo de los profesores de los centros.

Tras mucho tiempo de malestar y de incertidumbre, los alumnos del Conservatorio Superior de Música decidieron en asamblea, iniciada el pasado Noviembre, convocar dos días de huelga, los pasados 15 y 16. Tras las palabras vacías del gobierno autonómico de Compromís, encabezado por Vicent Marzà, que no dan solución a los problemas del estudiantado escudándose en la inviabilidad legal y buricrática, la huelga es ya indefinida, y los encierros que comenzaron el día 15 con 70 estudiantes acampados en el Conservatorio se mantienen.

Las principales reivindicaciones son las siguientes. Por una parte, el reconocimiento de sus estudios como grado universitario, que les permita optar a más becas y a mayor currículum profesional. Esta demanda no ha sido satisfecha por el gobierno, que argumenta que ellos también tienen esta idea pero debe hacerse a muy largo plazo, pidiéndolo al Ministerio. La asamblea del Conservatorio ha respondido que "Hablan de años, de un proceso de muchos años... no podemos estar siempre esperando. Cuando gobiernan tienen que actuar y es posible hacerlo".

Por otra parte, y esta era la reivindicación inicial, los estudiantes se oponen a la forma de aplicar el Real Decreto que obliga a que algunas de las asignaturas sean impartidas por Catedráticos. Se trata, pues, de promocionar profesionales al grado de catedráticos. En lugar de hacerlo mediante pruebas de nivel u oposiciones, el anterior gobierno del PP inició, y el actual gobierno de Compromís continuó sin pudor ninguno, un proceso de promoción interna, que eleva a los profesores en función de su "experiencia". Los estudiantes consideran este método como fraudulento, puesto que es una tapadera para escoger a dedo a los profesores que serán catedráticos, en lugar de someterlos a oposiciones. Esto, dicen, repercutirá en la calidad de la enseñanza y, por tanto, en el reconocimiento antes explicado de los estudios superiores de música como grado universitario.

Además, movidos por la que consideran una deplorable actitud, los estudiantes piden también la dimisión de la dirección del centro, que no ha apoyado lo suficiente ni utilizado todas sus armas para llevar adelante las reivindicaciones estudiantiles.

Ante las negativas o las propuestas vacías de posponer las medidas, los estudiantes continúan en huelga. En un comunicado reciente han señalado la dificultad de sostener los encierros durante las Navidades, pero que la huelga continúa convocada y la lucha seguirá en la medida de lo posible. El pasado viernes 18 numerosos estudiantes fueron a la puerta de Consellería a protestar ante el sorteo y adjudicación de cátedras, que tenía lugar allí. El proceso quedó aplazado porque, además de las protestas, algunos catedráticos de otras comunidades autónomas no habían respondido a las solicitudes. No obstante, el aplazamiento pocas veces es una victoria, y en efecto los estudiantes expresaron en un comunicado que de ninguna manera esto es una solución, puesto que su lucha es hasta la paralización de la orden.

En un contexto de privatización y destrucción de la educación pública, que tampoco el gobierno autonómico de Compromís está revirtiendo, los estudiantes sólo hacemos que perder opciones, calidad de educación y títulos. Grados de tres años, formación profesional a los 14 años, estudios artísticos no reconocidos como grado, masificación, prácticas gratuitas, deterioro de infraestructuras, pérdida de democracia en los centros... Es por eso que todos los y las estudiantes del Estado Español deben tomar ejemplo de la lucha del Conservatorio "Joaquín Rodrigo" y no sólo eso, sino llevar más allá estas reivindicaciones, ligándolas a la lucha de la educación secundaria, de las FPs y de las universidades por una educación pública, gratuita, de calidad y al servicio del pueblo trabajador.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook