tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Lun16092019

Última actualización09:36:03 AM GMT


¿Por qué los comunistas consideramos que hay que hacer huelga el 3 de marzo?

  • PDF
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 

Este tres de marzo los estudiantes volvemos a estar llamados a la huelga. Así miles de estudiantes saldrán a las calles en esta jornada de lucha contra una situación en la educación que hace tiempo que se volvió insostenible. La sucesiva oleada de recortes presupuestarios o en becas, el aumento del ratio de las aulas, la aplicación progresiva de la LOMCE, el decreto 3+2 o la Estrategia Universidad 2015, la existencia de prácticas gratuitas que tenemos que regalar a los empresarios en el culmen de la explotación llevan a esto. Pero los estudiantes nos tenemos que preguntar ¿qué es lo que hace diferente a esta huelga de las demás? ¿Por qué debo salir a la calle? ¿Qué vamos a conseguir con todo esto?

Esta huelga es diferente a otras porque está convocada por un sindicato estudiantil -el Frente de Estudiantes- que tiene presencia real en muchos institutos y facultades de nuestro país. Un sindicato que trabaja clase por clase, concienciando sus compañeros y compañeras en el día a día, haciendo un trabajo que si bien no es tan llamativo como cortar la Avenida Diagonal de Barcelona en cada huelga, consigue que en él participen cada vez más estudiantes. Esta huelga supera la lógica de las convocatorias realizadas por el Sindicato de Estudiantes, que sin tener presencia en los centros de estudio y con un importante reconocimiento mediático convoca huelgas de tres días que acaban sirviendo para que los alumnos de instituto crean que hacer huelga es sinónimo de vacaciones. Pero también supera el modelo de huela descentralizada que solo se realiza en un par de provincias o en una Comunidad Autónoma para golpear como un solo puño en todo el Estado, con una sola voz y una única dirección.

Salimos a la calle no solo porque esta insostenible situación lo requiere, sino porque así podremos participar en asambleas y explicar a unos estudiantes que normalmente no vendrían a ellas la situación de la educación. Esta huelga nos servirá para poder hablar con ese compañero nuestro de clase con el que nunca hemos hablado de política, para explicarle que no solo su situación es indignante, sino que solo organizándonos podremos cambiarla. Además si somos pedagógicos, podremos usar la huelga para irnos con unos cuantos compañeros de nuestra clase a la manifestación, lo que servirá como cimiento de un nuevo tipo de relación que nos lleve a organizarnos juntos en un sindicato estudiantil.

Y es que al fin y al cabo las huelgas estudiantiles en la situación actual sirven para esto, para hacer avanzar en la organización y la concienciación de nuestros compañeros que de otra manera nos sería mucho más difícil. Organizar y concienciar son las dos piedras angulares en torno a la esta huelga se convierte en algo útil. Pues solo con la lucha diaria en cada aula, podremos realizar un proceso de acumulación de fuerzas que nos permita estar en una posición mejor poder enfrentarnos a un estado capitalista que todavía es muy poderoso. Mejorar la correlación de fuerzas frente al enemigo se torna fundamental en la lucha estudiantil como en cualquier otra para conseguir victorias duraderas.

Pero además la huelga a los/las comunistas nos sirve también para, durante cada acción, destacarnos como aquellos que son más resueltos en la lucha, que son más constantes, los primeros en avanzar y los últimos en retroceder. Y así es como nos construimos la autoridad para también durante estos momentos hablar con nuestros/as compañeros/as de lucha. Explicarles que solo mediante la unidad del movimiento estudiantil con la clase obrera podremos avanzar hacia un futuro donde nuestros derechos estén garantizados, donde la educación sea verdaderamente un derecho para todo el mundo.


 

Antonio Jiménez es miembro de la Comisión Central de Estudiantes de CJC

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook