tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Lun19082019

Última actualización09:36:03 AM GMT


Can Vies: acción y reacción en la lucha de clases

  • PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

Con la crisis general del capitalismo la situación de la clase obrera, precaria de por sí, empeora a raíz de las crecientes contradicciones del sistema. Despidos, bajadas de salario, recortes, privatizaciones, guerras... Es lógico que la clase obrera responda, que defienda los derechos que tan duramente ha ganado y que tan injustamente quieren arrebatárselos. Es lógico que, cuando los servicios públicos caen en las garras del gran capital, las clases populares se organicen para cubrir con una alternativa el agujero que ha dejado el Estado. Este último es el ejemplo de Can Vies, un centro social de Barcelona el cual ganó notoriedad por las diversas actividades culturales y sociales que acogía, impulsadas por y para el pueblo trabajador.

Como un péndulo, todo ataque que realicen los monopolios contra el pueblo tendrá una respuesta, para defender los intereses de clase, en este caso de la clase obrera y sus aliados. Y, cada respuesta defensiva que den las clases populares recibirá, así mismo, una respuesta por parte de los monopolios, una reacción orientada a sofocar el movimiento popular.

Esto lo sabe muy bien la burguesía, la cual cuenta con un aparato para responder a la lucha obrera: Leyes, multas y sanciones, cárceles...y policía. Es decir, el Estado, que, de forma indudable, está al servicio de la clase pujante, no de todos, no de los obreros.

Pues bien, la notoriedad de Can Vies no pasó desapercibida por nuestros queridos gobernantes, los cuales, siguiendo los designios del capital, ordenaron, el pasado año, el desalojo de este centro de encuentro y organización de la clase obrera. En el proceso del desalojo parte del edificio fue destruido por las retroexcavadoras, no obstante, un millar de manifestantes lograron evitar la destrucción total del centro tomando por la fuerza las retroexcavadoras. A esta acción de la clase obrera, le siguió, como ya hemos indicado, una de la burguesía: Represión, la cual se concretó detenciones, multas, violencia física, etc.

Pasado un año ya, la querella de un joven que fue golpeado por la policía sin razón justificada ha pasado a ser estudiada. Algo totalmente anecdótico pues solamente una fotografía que evidenciaba la brutalidad policial ha permitido que la justicia burguesa preste un mínimo de atención a la querella (que en un primer momento fue rechazada). Se trata más bien de una acto para salvar las apariencias y demostrar eso de que "la ley es igual para todos" que de un atisbo de verdadera justicia. Muchos más son los casos de represión injustificada (o justificada, a fin de cuentas es una justificación que sólo sirve desde la óptica del gran capital, desde la óptica del explotador, nunca justificable por la clase obrera) que se dan en el Estado. Tenemos a Alfon en Madrid o los detenidos en el desalojo de Kukutxa en Bilbao. Ejemplos de que la burguesía y su Estado actúan por igual ya sea en Barcelona, Bilbao o Madrid. No es un problema de que los Mossos sean muy malos, o de que Mas es un derechista empedernido y Rajoy un reaccionario. La estrategia burguesa es igual para todo el territorio estatal, independientemente de naciones, lenguas o cuerpos policiales.

Conforme la crisis económica siga agudizando los intereses de clase de unos y otros se seguirán repitiendo con más frecuencia éstos episodios de represión que no muestran sino la cara más agresiva de un sistema caduco.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook