tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Vie18102019

Última actualización09:36:03 AM GMT


Crecemos, pero no todos: El caso de La Rioja

  • PDF
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 

A mediados de octubre un informe publicó los datos de crecimiento de las distintas Comunidades Autónomas. La Rioja estaba "a la cabeza" con un crecimiento del 3,6%. Apenas unos días después se conoció también otro dato: más del 15% de los riojanos jóvenes ni estudian ni trabajan.

Que crecimiento económico no es sinónimo de igualdad es un hecho grabado a fuego por la cruda realidad que viven miles de jóvenes. Hace apenas un par de semanas un informe daba a conocer las expectativas de crecimiento del país y las desglosaba por Comunidades Autónomas. La Rioja, Galicia y Madrid se situaban a la cabeza.

Evidentemente, las autoridades regionales tardaron poco en sacar pecho por estos datos y hablar de crecimiento, buena gestión, riqueza y avance. Como si de una triste ironía se tratara, pocos días después el diario regional La Rioja daba a conocer otro dato interesante: un 15,5% de los riojanos jóvenes ni estudian ni trabajan. Este dato está ligeramente por encima de la media estatal (un 15,3%) pero, aún así, es significativo cómo donde supuestamente vamos a tener más crecimiento tenemos, también a priori, más desigualdad.

De esos 15,5% riojanos (uno de cada seis, por lo tanto) casi el 80% está buscando activamente empleo. En torno al 20% restante ya no busca empleo. Curiosamente el diario La Rioja, conocidamente vinculado al gobierno regional (que, desde 1995 está en manos del PP) titula la noticia con un "el 15,5% de los riojanos son ni-nis". Ya hemos debatido en este medio lo inconveniente y pernicioso de utilizar el término ni-ni para hablar de una generación de jóvenes que, por sus condiciones laborales, tiene más que difícil encontrar un trabajo. Pero aún así es curioso cómo el periódico "mete" en el mismo saco de "ni-nis" al alto porcentaje que está buscando empleo (y, por lo tanto, aunque ahora no estudie ni trabaje tiene intención de hacerlo) y a ese 20% restante que no busca trabajo.

Pero además el dato es todavía más alarmante si tenemos en cuenta que La Rioja es una de las Comunidades con un mayor porcentaje de jóvenes fuera de su tierra. Así, tanto por la mala calidad de la enseñanza que se imparte en la Universidad de La Rioja (basándose en el modelo tan patrio de una provincia, una universidad, un aeropuerto) y la baja oferta como por las pocas oportunidades laborales son muchos los jóvenes riojanos que emigran tanto dentro como fuera de España.

Por lo tanto, a ese 15,5% de los jóvenes habrá que sumarle un alto porcentaje de jóvenes que están estudiando o trabajando, ya sea en Madrid o en Berlín.

Por si todo esto fuera poco, La Rioja, al ser una comunidad pequeña y con localidades muy pequeñas (la segunda y la tercera localidad más grandes cuentan con 30.000 y 15.000 habitantes, respectivamente) el enchufismo y las listas negras están al orden del día. Así, es fácil que quien esté en el paro se vea abocado a la pobreza y a no volver a encontrar un trabajo por ser X, hijo de Z o estar vinculado a Y organización política. Mientras que, por otro lado, quienes pueden encontrar trabajo por enchufismo, ser hijos de empresarios o personas influyentes, forman un grupo cada vez más alejado del primero.

Los datos, una vez más, enseñan que pese a ser algo en teoría objetivo su análisis, qué se mide, cómo y sobre todo cómo se comunica, no lo es. Y es que se puede crecer, pero dejando a demasiada gente en el camino.



Ana Escauriaza es Subdirectora de Opinión de Tinta Roja

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook