tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Dom26032017

Última actualización07:59:49 AM GMT


Lo que no sabes de los líderes de Podemos

  • PDF
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 

¿Qué hay detrás de los principales líderes de Podemos? Alardean de que son unos activistas sociales comprometidos, con una gran experiencia en las luchas universitarias. ¿Pero qué de todo eso es cierto? Ariel Jerez es cómplice de la represión al estudiantado de Somosaguas, Juan Carlos Monedero se posiciona en contra de las luchas de los trabajadores de la universidad y Pablo Iglesias no ha acudido ni a una sola asamblea de profesorado y estudiantes. No podemos esperar nada del oportunismo.


Desde hace unas semanas Pablo Iglesias y su decisión de presentarse a las elecciones al Parlamento Europeo a través de la plataforma Podemos es uno de los temas sobre los que más ríos de tinta se vierten y más se habla. Un movimiento que, pese a conseguir en dos días las 50.000 firmas por Internet, aún no ha conseguido ligar su proyecto a los movimientos sociales ni se sostiene sobre una acción organizada en base a la práctica y la lucha.

Los Colectivos de Jóvenes Comunistas del campus de Somosaguas, conscientes de que el discurso populista de Pablo Iglesias ha podido calar en parte de la clase trabajadora y del estudiantado de extracción obrera y popular y con el fin de arrojar un poco de luz para todas esas personas que sólo conocen a estos personajes a través de sus intervenciones en los medios de comunicación, pasaremos a detallar cuál es la actividad que desempeñan las caras visibles del proyecto Podemos en el campus de Somosaguas. Concretando más: ¿cuál es su papel en la Facultad de Políticas y Sociología de la Universidad Complutense?

Nos centraremos en Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Ariel Jerez, todos ellos profesores de la facultad -este último vicedecano de estudiantes-. El denominador común de estos tres individuos es que su implicación en el movimiento estudiantil o luchas de trabajadores en la facultad es, en el mejor de los casos, nula y, en el peor de los casos, profundamente reaccionaria.

 

- Ariel Jerez, amigo de Pablo Iglesias, recientemente mostró su apoyo y participación en el proyecto Podemos en un artículo de opinión publicado en el diario Público. Es el vicedecano de estudiantes de la facultad y, desde que ocupa ese cargo, se ha opuesto a toda acción de los estudiantes y su asamblea que fuera más allá de mandar cartas a decanato o ir a manifestaciones. Oponiéndose, así, a todos los métodos utilizados por los estudiantes como huelgas con piquetes o simplemente desmontar las puertas en señal de protesta por el despido de varios trabajadores de mantenimiento del campus. Durante la huelga de los trabajadores de limpieza amenazó a los estudiantes que apoyaban esta huelga de manera activa (ensuciando) con expedientarles, incluso trató de intimidar a los trabajadoras en huelga instándoles a que volviesen al trabajo.

Lamentable fue también su actitud en la huelga del 25 de Abril en la que no hizo nada para impedir las 11 detenciones de nuestros compañeros y compañeras, contemplando impasible cómo la policía perseguía a los estudiantes por el campus e interior de la facultad. Desde decanato salió la llamada solicitando la intervención de la policía. Ariel Jerez es responsable no sólo de la detención de 11 compañeros y compañeras, sino también de no dimitir y seguir justificando la represión policial, mostrando una vez más que no está del lado del estudiantado, sino del decano. Al igual que este último, Ariel es un completo experto en ir de progre para luego traicionar a los estudiantes.

En la siguiente huelga general educativa, la del 9 de Mayo, Ariel Jerez acudió a la asamblea y se quedó al encierro. En la asamblea intervino un par de veces, mareando la perdiz y siendo duramente criticado e increpado por parte de la asamblea, pidiéndole incluso que la abandonara. El resto de la noche del encierro se dedicó a hacer una barbacoa en el parking de la facultad, invitando a chorizos a los estudiantes que se encerraron. Pero el estudiantado no olvida tan fácilmente a los traidores por muchas barbacoas que hagan o por mucha palabrería pseudorevolucionaria que utilicen. Por último, este mismo año el Bloque de Estudiantes de Somosaguas tuvo oportunidad de hablar con él a raíz de las negociaciones sobre la limitación de las impresiones. Jerez admitió haber mentido al estudiantado, admitiendo que fue el artífice de esta política en la que se limitó el número de fotocopias gratuitas a 200.

 

- Juan Carlos Monedero es otra de las cabezas visibles de Podemos. La única que vez que pudimos verle en el movimiento estudiantil fue en una asamblea para evitar que los estudiantes hicieran barricadas en una huelga. También destaca su labor de anunciar a bombo y platillo y clase por clase un acto con Melenchón, líder del oportunismo francés.

Respecto a las luchas de los trabajadores cabe destacar su papel ante la situación de las trabajadoras de reprografía, a las que el rectorado de la Complutense ningunea y mantiene trabajando en unas condiciones de extrema precariedad.

En este conflicto destaca el papel de algunos profesores, quienes abusan de su posición para pedir a estos trabajadores que trabajen gratis, llegando incluso al maltrato psicológico. Conocedores de esto, reprochamos al equipo decanal que no actuase ante estos abusos y que no expulsara a estos profesores. Monedero salió a calmar los ánimos, defendiendo a sus colegas de decanato. Pretendía hacernos creer que ellos también defendían la educación pública cuando a lo máximo que se comprometieron fue a mandar una carta al rector. Respecto a la cuestión del acoso a alumnas, no sólo no se comprometieron a actuar sino que se burlaron del conjunto de las alumnas que lo han sufrido, quitándole importancia al asunto.

En sus clases Juan Carlos Monedero obliga a comprar su libro, "El Gobierno de las palabras", y hacer un examen entorno a dicho libro. Además, de vez en cuando, se dedica a explicar a sus alumnos lo bien que se lo ha pasado el fin de semana anterior en Venezuela y el "jet lag" que sufre, lo mucho que se alegró de la caída del muro de Berlín, a tergiversar la obra del camarada A. Gramsci o a comparar a Hitler con Stalin, demostrando una vez más que es un anticomunista declarado y que no sólo revisa el marxismo sino que también revisa la historia. Tampoco se podía esperar más del que fue asesor de Gaspar Llamazares.

 

- Pablo Iglesias, propulsor del proyecto Podemos, ese profesor que tiene "el ego a la altura de Carrero Blanco". Ese inmenso ego es el que le lleva a afirmar que los que tenemos un nivel socioeconómico más bajo que él somos gentuza. Ese mismo ego será el que le lleva a escribir un artículo haciendo gala de su pedantería y arrogancia "pidiendo disculpas" por lo dicho anteriormente. Los Colectivos de Jóvenes Comunistas de Somosaguas no tenemos ningún tipo de consideración con alguien que no sólo niega la existencia de la clase trabajadora y le niega a ésta su papel como sujeto revolucionario, sino que también se permite el lujo de faltarnos el respeto llamándonos gentuza.

En cualquier caso estamos ante un farsante que en la televisión quiere ofrecernos una imagen de profesor implicado y comprometido, una pose televisiva que cualquier estudiante o profesor que mínimamente haga vida política en la facultad desmontará inmediatamente. Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que Pablo Iglesias no ha acudido ni a una sola asamblea de estudiantes o asamblea de profesorado y estudiantes. Muchos de sus compañeros y compañeras sí lo han hecho y no tienen ni la mitad de bombo mediático, ni van alardeando de ello (La "Plataforma de Profesores no Permanentes" pueden dar fe de ello).

También sabemos que Pablo Iglesias en sus clases se dirige a las alumnas no por su nombre o apellido cómo sería lo lógico, sino por sus rasgos físicos o diminutivos; actitud machista que choca frontalmente con el aparente feminismo del que hace gala en la televisión. En sus clases también le quita hierro a la represión policial afirmando que "es todo un teatro". Algo así sólo lo puede decir alguien que entre tertulia televisiva y despacho no pisa la calle, alguien que jamás sufrirá la represión por luchar en la calle.

Por si fuera poco, Pablo Iglesias pidió el voto para el actual decanato al que nunca le ha retirado el apoyo pese a todos los episodios de represión y abusos que ha sufrido el estudiantado durante la actual gestión.

Si ésta es la gestión que hacen en la universidad, podríamos imaginarnos cuál sería la gestión que harían de cualquier otra institución, ya fuera en la Unión Europa o el Estado español. Lo que demuestra una vez más que NO PODEMOS esperar nada de las instituciones de la burguesía, ya que éstas, incluso gestionadas por la izquierda reformista, se ven incapaces de representar mínimamente los intereses de la clase trabajadora o el estudiantado, estudiantes a los que no dudan en reprimir o amenazar cuando vamos más allá de las vías institucionales que nos proponen.

alt

Fuente: CJC en la Universidad Complutense de Madrid.


Otros artículos relacionados con esta temática son:

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

                                    

    

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook